Curiosidades que no sabías sobre tu cerebro

La mente nunca deja de asombrarme, aparecen curiosidades y novedades cada día. En esta entrada he recopilado algunas de las que me llaman la atención y otras que dan por terminados mitos y leyendas urbanas.

1.     ¿Solo utilizamos el 10% del cerebro?

Esta es una repetida mentira “piadosa”.

Aunque muchas capacidades intelectuales pueden ser mejoradas con el entrenamiento, la idea de que grandes áreas del cerebro permanecen inutilizadas no tiene ningún fundamento científico. Este mito ha sido trasmitido involuntariamente por personas que creían en él y deliberadamente por aquellos que podían obtener algún beneficio del mismo.

Usamos el 100% del cerebro. Sí, ¡EL CIEN POR CIEN!, solo que según la actividad que estemos realizando se activan áreas distintas. Cada área del cerebro se emplea para realizar una labor específica y la ciencia ya las conoce.

2.     No siente dolor

Si no tuviéramos cráneo y nos golpearan con un palo en el cerebro – no quiero dar ideas – no sentiríamos nada.

Aunque es el encargado de analizar las señales de dolor procedentes de otras partes del organismo, no siente dolor.

Esto es porque carece de los receptores que perciben y transmiten el dolor. Nuestros queridos amigos los “nociceptores” o “receptores nociceptivos”. Menudos son, ¡todo el día dando la voz de alarma!

3.     Es un consumidor de energía

El cerebro consume el 20% de la energía del organismo. Es un listillo que está enganchado a nuestra luz.

Cada segundo consume unas 3,5 calorías. Es decir, genera una potencia de 15w (vatios), suficiente para mantener encendida una bombilla de bajo consumo.

Desde ahora cobrará mayor sentido la metáfora “se me encendió la bombilla”.

4.     Es un gran planeta

Aunque no lo parezca el peso medio de un cerebro humano es de casi kilo y medio.

Entrenamiento del cerebro con pesas

Se estima que en total contiene 100.000.000.000 de neuronas, de las cuales cerca de un 10% son células que transmiten las señales a través de hasta 1.000.000.000.000 de conexiones sinápticas.

En otras palabras, si la tierra estuviera tan poblada de personas como el cerebro de neuronas, seríamos 15 veces más que ahora. Claramente insostenible.

5.     Las neuronas… nacen, viven y mueren

Durante las primeras semanas de embarazo se crean 200.000 neuronas por minuto.

Y Durante nuestra la vida, perdemos entre 10.000 y 50.000 neuronas cada día. Sin embargo, nuestra capacidad no necesariamente se ve reducida, ya que el resto de neuronas construyen nuevas conexiones entre ellas. No obstante, el estrés, el tabaco, el alcohol y dormir poco, pueden aumentar el número neuronas muertas.

 

Cerebro contaminado

En cuanto al nacimiento de nuevas neuronas (neurogénesis), en las últimas investigaciones se ha descubierto que, durante nuestra vida, nacen nuevas neuronas en algunas partes del cerebro.

6.     El cerebro crece y se transforma

Es una característica del desarrollo a lo largo de nuestra vida.

Los genes nos dan las oportunidades y el entorno nos permite hacerlas realidad. Según Pasko Rakic “tanto los genes como el entorno influyen el 100”.

El cerebro no se desarrolla de forma constante, algunas regiones lo hacen antes que otras. Por ejemplo: el tacto es el primer sentido en hacerlo.

Las ideas y los recuerdos van produciendo cambios en la estructura del cerebro, sobre todo cuando provienen de hechos que nos han asustado, conmovido, sorprendido, entristecido…

Si una persona crece en un ambiente lleno de experiencias enriquecedoras potenciará el desarrollo de su cerebro más de lo que otra lo hace en un entorno sin ellas.

7.     Es un superdisco duro

El cerebro tiene una capacidad de almacenamiento de casi 3 millones de gigabytes.

Si utilizáramos una cámara con un disco duro de esa capacidad, podríamos grabar más de 250 años de vídeo en alta resolución.

8.     La creatividad del cansancio

El cerebro es más creativo cuando estamos cansados. Conforme llega la noche incrementa su actividad, siendo máxima cuando dormimos.

Da la sensación de que es un fiestero, pero aprovecha el sueño para asentar las experiencias que tenemos durante el día.

 

 

¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Conoces más curiosidades sobre el cerebro humano? Compártelas en los comentarios.

Compartir: