Específicos vs ómnibus ¿Cuáles son mejores para practicar?

Comparativa entre estudiar exámenes Específicos y ómnibus de oposiciones

En esta entrada hablaré sobre la diferencia que hay entre practicar ejercicios psicotécnicos con test específicos o con test que engloban diversos tipos, llamados comúnmente “ómnibus”. Daré algunas recomendaciones para saber en qué momento resulta más efectivo trabajar cada uno.

A pocas personas he conocido que practiquen la resolución de psicotécnicos con test específicos. Por regla general desde el principio tienden a realizar test que incluyen distintos tipos de preguntas como sucesiones, cubos, razonamientos, etc. Las pruebas en oposiciones y ascensos se suelen presentar de esta forma y, por lo tanto, es lógico deducir que realizarlos así dará mejores resultados.

Pero en realidad, ¿cuáles son mejores para practicar? La respuesta dependerá de la etapa de preparación en la que nos encontremos.

Específicos

Resulta mejor entrenar los test específicos cuando comenzamos nuestra preparación. Por ejemplo, si no dominamos los porcentajes, realizar específicos de ese tipo conseguirá que lo hagamos. Y si además utilizamos un sistema, nuestra comprensión y velocidad de resolución aumentarán de forma considerable.

Puntos fuertes

  • Permiten ganar experiencia en áreas concretas como el cálculo, la memoria, la habilidad espacial, etc.
  • Es más sencillo centrarse en un tipo de resolución en concreto, lo que aumenta la comprensión del ejercicio.
  • Cada patrón de pregunta o enigma se interioriza rápidamente gracias a la repetición.
  • Se realizan más rápido ya que por regla general contienen entre 20 y 50 preguntas.
  • El cerebro trabaja mejor al centrarse en un solo tipo de pregunta.
  • Una vez se domina un tipo, ya no es necesario practicarlo con habitualidad.

Puntos a tener en cuenta

  • Nos pueden sorprender si no hemos visto ningún ejercicio similar, llegando incluso a dejarnos sin ninguna posibilidad de aprobar el test.
  • El tiempo de resolución por pregunta tiende a ser menor con respecto a las de un ómnibus. 

 

Ómnibus

Resulta mejor realizar test de tipo ómnibus una vez hemos consolidado la resolución de distintos tipos de preguntas gracias a los sistemas específicos.

Puntos fuertes

  • Son increíblemente útiles para encontrar nuestros puntos débiles, como por ejemplo los tipos de preguntas que no dominamos.
  • Facilitan el desarrollo de una estrategia, ya que es posible realizar primero las preguntas que nos resultan más sencillas. Esto facilita obtener un mejor resultado.

Puntos a tener en cuenta

  • Nos pueden desconcentrar con mayor facilidad, ya que alternan preguntas de distintos tipos.
  • Podríamos estancarnos con mayor facilidad si no nos centramos en las preguntas más sencillas.
  • Es más complicado mejorar debido a la separación entre preguntas similares, lo que no facilita la asimilación de los sistemas y patrones.

En resumen:

Para mejorar exponencialmente y dominar el tipo de preguntas que no contestarías en los ómnibus, practica con específicos desde el principio.

 

Espero que os haya gustado la entrada y le saquéis el mayor partido a esta forma de trabajar.

Compartir: